Correcaminos por Chicago

¡Esta semana hemos recibido una gran participación internacional!.

En este caso, nuestro socio Walter Pastor, que ha podido desplazarse hasta Estados Unidos para participar, en el ya conocido, Maratón de Chicago con un gran tiempo de 2 horas 48 minutos y 55 segundos. Además, nos envía una gran crónica en primera persona de su experiencia por territorio internacional.

¡Enhorabuena por esta bonita participación y muchas gracias por las fotos y la crónica Walter!

“Tras una semana increíble de turismo en familia tocaba culminar el viaje con mi objetivo del año.

El maratón de Chicago es una carrera difícil de gestionar porque a pesar de ser llana, inicia con 5 kms en los que se corre por sensaciones. Entre rascacielos el GPS no te orienta y el ritmo es una incógnita.

Fue una mañana muy fría 3ºC y con bastante viento. Mi objetivo era hacer mi primer sub 2:50 y quería correr esos 5K iniciales en 20:20-20:30 para luego ir a ritmo de maratón (20:10 cada 5K) y a partir del K35 lanzarme a tumba abierta a lo que el cuerpo me permitiera.

Salí tranquilo dejando que me adelantará todo el mundo porque me parecía que iban muy rápido, pero el susto lo recibí al llegar al 5K y ver que el reloj me marcaba 19:17, ritmo exageradamente rápido (3:51min/km) para lo que pretendía. 

A partir de ahí con el miedo en el cuerpo por como lo podría pagar, fui controlando en exceso hasta el 35 donde me lancé con magníficas sensaciones a por la marca buscada. 

Al final corrí esos 7.195m por debajo de 4min/km pudiendo mejorar mi objetivo con mi primer sub2:49. Importante saber que justo antes de la recta a meta hay una subidita de unos 200m que pica bastante, yo ya me la esperaba.

Carrera muy recomendable en una ciudad espectacular e ideal para viajar con la familia. La familia además fue capital con sus ánimos para que el resultado fuera el deseado.

Este era mi tercer major y una vez más pude comprobar que el Maratón de Valencia está a la altura de cualquiera de ellos, tanto en organización como en animación.”