Hasta siempre, Trinitario

Con enorme tristeza anunciamos la muerte a los 97 años de Trinitario Martín, el socio más longevo de Correcaminos, figura optimista, ejemplar e irrepetible en la historia de las carreras populares en Valencia. Iniciado en el running siendo ya veterano, se abonó al podio de su categoría en cuantas pruebas de ruta disputó en el último cuarto del siglo XX, hasta que las rodillas y las lesiones dijeron basta. Pero, ni mucho menos, fue el final de sus andanzas. En los últimos veinte años, afincado en Calamocha y con una lucidez abrumadora, absolutamente impropia de su edad, siguió disfrutando de la vida con buena salud y en contacto con sus amigos. El pasado mes de octubre se encargó de dar una de las salidas del Medio Maratón de Valencia; allí se reencontró con su inseparable compañera de entrenamientos, Marisa Martínez. Juntos bajaron -y sobradamente- de 3 horas en el maratón de San Sebastián de 1987, el Everest del rendimiento deportivo de Trinitario, ya con 62 años. Por sus hazañas, por su estilo inconfundible corriendo, por su motor de Ferrari en el frágil cuerpo de un fondista veterano, permanecerá para siempre en la memoria del atletismo popular en Valencia. Descanse en paz.