Presentación del libro “Everest 1991. La Última Expedición Clásica” (Demo)

Mañana jueves día 13 de Diciembre a las 20:00 tendrá lugar en la sede del club (C/ Arzobispo Fabián y Fuero, 14 bajo, VALENCIA ) la presentación del libro “Everest 1991. La Última Expedición Clásica” escrito por nuestro socio Vicente Torromé sobre la expedición Everest-91 en la que también estará implicado nuestro socio Rafael Vidaurre, primer valenciano que consiguió coronar la mítica cima.

 

 

En 1991 ocho alpinistas valencianos, entre ellos Rafa Vidaurre, primer valenciano en subir un ochomil, junto a Miguel Gómez y Moises García, y socio ya por entonces de Correcaminos, consiguieron la gesta de siendo la primera vez que iban al Everest llegar a la cima. Que la primera vez que se intenta un ochomil se haga cumbre no es nada habitual en el mundo del alpinismo, máxime si estamos hablando de la montaña más alta del mundo con sus 8.848 m.

Pero además, nuestros expedicionarios tuvieron que equipar toda la montaña desde el Campo Base hasta la cima, y ésa fue la última expedición que lo hizo, pues desde el año siguiente hasta nuestros días, un grupo de sherpas se encarga de colocar las cuerdas fijas, y las expediciones que quieren subir han de pagarles un “peaje” por usarlas.

Y hablando de Rafa Vidaurre, llegó a la cima casi ciego y alcanzó la seguridad del Campo II gracias a, Juan Carlos, el jefe de expedición. Por una desafortunada casualidad Dolores, la mujer de Rafa, que se enteró de su percance, pero por un fallo de comunicación no pudo saber que había ido recobrando la visión al ir bajando y que estaba a salvo hasta varios días después, cuando él ya se encontraba en el Campo Base.

Otro dato más de aquella extraordinaria expedición, al contrario que suele ocurrir en todos los relatos de alpinismo, aquel año no murió nadie, incluso hubo dos personas que le deben la vida a los nuestros, pues los salvaron de una muerte segura.

Y otro que ha de agradecer algo a los nuestros es Anatoli Bukreiev, el ángel de la tragedia del Everest que salvó a cuatro montañeros (el ruso rubio y fuertote que sale en la película “Everest”), pues pudo certificar su primera ascensión al techo del mundo gracias a la expedición valenciana Everest ’91 que un día antes había hecho cima. Y como un guiño del destino, esta historia se cerraría años después en el Lhotse, pico hermano del Everest, y gracias a otro alpinista español, Iñaki Ochoa de Olza.

Estas y muchas otras historias son las que perlaron el éxito de la Expedición Everest ’91 y de las que daremos debida cuenta en la presentación del libro “Everest 1991. La Última Expedición Clásica”, con la presencia, entre otros expedicionarios, de Rafa, y del autor.